dimecres, 18 de març de 2015

Residentes y voluntarios de la Fundación MAIDES plantan una falla solidaria

FOTOGRAFÍA REALIZADA POR: AVAN NOTICIAS
Residentes y voluntarios de la Fundación MAIDES plantan una falla solidaria que quemarán mañana jueves día 19 con la colaboración de la Falla Sta. María Micaela – Martí L’Humá de Valencia. La Fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats (MAIDES), dedicada a la atención de personas que sufren enfermedades mentales graves, celebrará el día de San José la 'Cremá' de su falla solidaria elaborada por los residentes de sus viviendas y voluntarios de la Falla Sta. María Micaela - Martí L'Humá de Valencia. 
La falla que se quemará mañana a las 22 horas, ha sido elaborada durante los fines de semana de los últimos tres meses y ha sido colocada junto al monumento principal de la comisión fallera, según han indicado hoy a la agencia AVAN y fuentes de MAIDES.  “El monumento representa la típica figura del chiquet del Cant de L'Estoreta Velleta que va recogiendo y metiendo en cajas viejas muchas de las cosas que no les gustan a los participantes de MAIDES como la corrupción, hambre, copago, drogas, mentiras, machismo, guerras, pederastia, terrorismo o violencia doméstica, para quemarlas el día de San José”, han añadido. 
Asimismo, detrás de la falla que ha sido elaborada gracias a la colaboración del artista fallero José Julio Riesco se ha instalado un panel con todas las fotografías del proceso de elaboración del monumento. Igualmente, una de las figuras de la falla que representa un gato junto a una farola llamado Sediam, MAIDES al revés, ha sido indultada y se trasladará a una de las viviendas de la fundación. 
Esta es la primera vez que MAIDES elabora una falla y la iniciativa surgió a raíz de la delegación de solidaridad de la Falla Sta. María Micaela - Martí L'Humá que colabora habitualmente con la fundación.  MAIDES fue constituida como fundación canónica en 2008 impulsada por la Archicofradía de Nuestra Señora de los Desamparados, Cáritas Diocesana y los Seguidores de la Virgen, con el objetivo de continuar la labor social de estas entidades iniciada, en el caso de la Archicofradía, hace más de 600 años.
Actualmente MAIDES cuenta con dos viviendas tuteladas “Vilafarell” y “Vilablanca” con capacidad para 14 residentes así como ocho viviendas para 18 usuarios del Programa de Acompañamiento Domiciliario (PAD). Además, atiende a cinco personas en su vivienda de transición "Siquem" y a diez usuarios en el programa de Acompañamiento de Baja Intensidad (ABI).
NOTICIA PATROCINADA POR:
EL TALLER DEL MAPACHE
(haz click en la imagen)